24 C
Santa Cruz de la Sierra
martes, agosto 16, 2022

Rodrigo Gutiérrez Bravo sufrió de todo en la F-3, pero igual terminó dos de tres carreras

Fue su peor fin de semana en lo que va del Campeonato Regional de las Américas 2022 de Fórmula 3 de los Estados Unidos, sobre todo por la mala suerte y algunos errores de su equipo. Pese a ello, Rodrigo Gutiérrez Bravo logró terminar dos de las tres carreras de la cuarta fecha del campeonato, que se disputó en el circuito New Jersey Motorsports Park de Millville, condado de Cumberland.

De entrada, el sábado, sucedió lo impensado. Su auto no prendió y no pudo salir a buscar un lugar de privilegio en la qualy. Se fregó la bomba de gasolina y el tiempo para cambiarla fue de 1 hora, lo que significó salir último entre 11 pilotos en la primera competencia de tres que contempla cada fecha.

En la primera carrera, Gutiérrez recuperó posiciones desde la undécima hasta conseguir un meritorio séptimo lugar, que bien puedo ser sexto, un  puesto que luchó hasta lo último.

En la segunda carrera hasta la vuelta 19 iba séptimo a solo un segundo del mejor tiempo y en una carrera para cualquiera. Luego a falta de dos giros para el final se le trabó el acelerador a máxima velocidad, revolucionando el motor, siendo la única salida que encontró Rodrigo pisar el embrague y frenar el auto a máxima presión del freno. Esto ocasionó que se salga de la pista y choque las barreras protectoras a 150 km/h, abandonando la prueba.

“Los ingenieros de Honda, fabricantes del motor y técnicos de supervisión de los autos analizaron lo ocurrido y pidieron perdón, ya que el pedal del acelerador y su sensor tuvieron un defecto de fabricación, que ya les había dado un dolor de cabeza hace tres años. Aseguraron que investigarán a fondo el incidente”, explicó Rodrigo Gutiérrez Fleig, padre del ‘Rodri’.

En la tercera y última competencia, disputada el domingo, los problemas no terminaron, luego de que el auto fuera reparado a cero hasta las 2 de la madrugada. Nuevamente, Rodrigo salió a buen ritmo hasta colocarse séptimo, pero a falta de una vuelta se rompió el alerón delantero, perdiendo la mitad de una pieza clave que dejó al auto inestable. Al final, el cruceño tuvo que resignarse al octavo puesto. Como el problema fue por un mal armado, el mecánico que hizo ese trabajo recibió un severo llamado de atención.

La última carrera fue pareja, pues desde el cuarto lugar hasta la posición de Gutiérrez los tiempos eran similares, llegando a imprimir velocidades de hasta 270 kilómetros por hora. Ahora, el piloto boliviano se centrará en las dos fechas que quedan por disputarse en el año de su debut en la Fórmula 3.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Newspaper WordPress Theme

ÚLTIMAS NOTICIAS

Más Noticias