25.7 C
Santa Cruz de la Sierra
lunes, agosto 15, 2022

Angélica Barrios regresa al país con una medalla de bronce ‘con sabor agridulce’

La raquetbolista boliviana Angélica Barrios consiguió la medalla de bronce en los Juegos Mundiales de Birmingham 2022, un gran motivo para celebrar. Sin embargo, como muchos deportistas nacionales, volvió a experimentar algunas ‘anécdotas’, que a la hora de competir le restan.

Para avanzar en el cuadro principal del torneo tuvo que eliminar a su coterránea Micaela Meneses (3-0) y a la boliviana que juega por Argentina Natalia Méndez (3-1); en semifinales perdió contra la mexicana Paola Longoria (0-3) y en la definición por el tercer lugar superó a la también mexicana Samantha Salas (3-1).

Barrios logró su clasificación a este evento multideportivo, que reúne a las disciplinas que no se disputan en los Juegos Olímpicos, pero que sí es avalado por el Comité Olímpico Internacional, con su buena actuación en el Mundial de Guatemala 2021.

De esa forma, se convirtió en representante de Bolivia, pero a la hora de viajar sólo encontró el apoyo de la Gobernación cruceña, que le pagó los pasajes de Santa Cruz a Miami. “Yo pagué mis pasajes para llegar hasta Birmingham”, comentó.

La primera experiencia estresante, fue el retraso de su vuelo. Por ese motivo, la también cruceña Micaela Meneses desfiló sola en la inauguración oficial. “Llegué al evento cuando ya había pasado Bolivia y tuve que desfilar con los países de la letra C, me tocó con Corea. Igual la sensación es indescriptible”, dijo Angélica, que tampoco recibió uniforme oficial; todo el tiempo estuvo con los buzos y camisetas que mejor representen al país.

Lo peor es que debió ser de la pocas, si no la única, deportista sin entrenador ni delegado. “El ingreso a las canchas para jugar son un espectáculo. Entramos con las luces concentradas en nosotros y mucha música. Cuando me preguntaron si venía con alguien para que esa persona lleve mi bolsón, les dije que estaba sola, entonces tuvieron que poner a un guardia de seguridad para que me acompañe en mi ingreso, como si fuera parte de mi equipo. Se debe seguir un protocolo”, relató.

Tener 22 años y estar sola en Birmingham no parece nada desventajoso, pero comparado con los equipos completos que están detrás de las otras deportistas, permitiéndoles concentrarse solo en la competencia, así ya se convierte en una desigualdad que pesa.

Para completar la experiencia, Angélica tenía que rendir un parcial, ya que está cursando el tercer año de medicina en la ‘Gabriel’ y debía dividir su tiempo deportivo con el estudio.

“Después de cada partido hacemos un análisis con mi entrenador Jim Winterton y preparamos el esquema para el siguiente partido. Luego me toca estudiar porque tengo un parcial y no me queda tiempo para mirar más partidos de racquet o de otros deportes, menos la ciudad”, concluyó Angélica, que tiene claro que todo el esfuerzo que hace es por amor al deporte y por el esfuerzo de su familia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Newspaper WordPress Theme

ÚLTIMAS NOTICIAS

Más Noticias