María José Vargas fue la primera boliviana en emigrar en busca de mejores condiciones de preparación

Buscando mayor apoyo en los viajes y en los estudios, y hasta un sueldo en ocasiones, varios raquetbolistas bolivianos emigraron para cambiar de camiseta. Ellos ahora representan a otros países, y competirán contra sus compatriotas en el Panamericano, que se desarrollará del 3 al 11 de septiembre en el complejo de ráquet de la Villa Deportiva Abraham Telchi.

Los nacionales, que tienen segura su participación en selecciones visitantes, son las cruceña María José Vargas y Natalia Méndez, y la cochabambina Valeria Centellas, que competirán por Argentina; los cochabambinos Mario Mercado y Cristina Amaya, y las paceñas Brenda Laime y Adriana Rivero, que integran la selección de Colombia.

Por el país cafetero también juegan el cruceño Jhonatan Flores y los cochabambinos Romina Rivero, Camila Rivero y Gerson Miranda. Estos cuatro últimos aún están por confirmar su participación.

Los 11 raquetbolistas son candidatos a sumar medallas en las categorías open del Panamericano. Además, se competirá en 12, 14, 16, 18 años, sénior y máster. En total se espera la participación de unos 150 jugadores, que representarán a 12 países. Los encuentros se jugarán de 9:00 a 18:00.

En Argentina también está Diego García, pero aún no cumplió los dos años exigidos para que pueda representar a ese país .