17.7 C
Santa Cruz de la Sierra
viernes, mayo 24, 2024

Hubo escándalo y golpes en cancha, pero un mes después no hay sanción

Ha pasado más de un mes de la gresca ocurrida en la final del Campeonato cruceño de básquet, de la categoría U-19 damas, que enfrentaba en cancha a Leones de Hamacas y Universidad Católica, y los protagonistas (un padre de familia y dos entrenadores) aún no fueron sancionados. El caso todavía no fue analizado por la autoridad competente.

Esto debido a que el Comité Disciplinario de la Asociación Cruceña de Básquetbol se quedó sin uno de sus integrantes, ante la renuncia por motivos personales de Ernesto Murillo. Quedó solo David Domínguez, quien se encuentra a la espera que se posesione al otro integrante. Alex Rocha es la persona que aceptó sumarme al Comité y se encuentra a la espera que Roberto García, presidente de la Asociación lo posesione. Una vez ocurra esto, se analizará el caso y se aplicará las sanciones, en caso de que así corresponda.  Podio intentó contactarse con García, pero hasta el cierre de la nota no lo logró. 

De acuerdo con el Artículo 54 del Reglamento Tribunal Superior de Disciplina Deportiva Código de Disciplina de la Federación Boliviana de Básquet: dirigentes de federación, asociación clubes, técnicos, jueces o jugadores que perturben con agresiones verbales o insultos, en el desarrollo de Congresillo, partido de juego o durante el campeonato, será sancionado de uno a dos años calendarios o deberán pagar una multa en favor de la Federación de $us 600 a $us 1.000 dependiendo del caso. Si reincide deberá cumplir el tiempo de suspensión.

En tanto el Artículo 61, señala: el desacato de uno o varios entrenadores, en el cumplimiento a disposiciones Estatutarias, Reglamentarias y otras Resoluciones, en contra de disposiciones de su club, Asociación o Federación serán pasibles: hasta dos años calendario de suspensión dependiendo de la falta.

Y el Artículo 66 indica: El entrenador que haga exclamaciones o ademanes groseros o insulte de palabra durante su partido a: dirigentes, autoridades del partido (árbitros y oficiales control de mesa), cuerpo técnico, jugadores o público, sufrirá la suspensión de dos a seis partidos. 

En lo que respecta al público, el reglamento no contempla alguna sanción a hechos que ocurran en las graderías, salvo que invadan el campo de juego. De darse algún hecho grave, correspondería incluso la intervención de la fuerza del orden.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Newspaper WordPress Theme

ÚLTIMAS NOTICIAS

Más Noticias